Que No llevar a una Concentración Invernal en Moto.

Muyyyy Buenas a Todos!!!

Qué tal?? Cómo van esas vidas??

Hoy os traigo un post diferente. Original. Transgresor.

Hoy lo vamos a dar Todo. Pero sobre todo, vamos a reírnos un rato, que también hace falta.

Comienza en España y en toda Europa la temporada de concentraciones invernales de motos. Unos cuantos cientos de miles de “frikis” nos juntamos en medio del campo o en el pico de una montaña. Allí nos dedicamos a charlar, a conocer gente, reencontrarnos con amigos, un poco de musiquita… Y a pasar Frío.

Porque estas concentraciones no se hacen en Canarias, Cádiz o Marbella… No. Se hacen en zonas de interior o en el pico de una montaña donde hace un frío de cojones.

¿¿El motivo??

Pues ya me gustaría saberlo. Supongo que un día se juntaron un grupo de amiguetes y va la de:

– “¿¿Y si cogemos las motos, la tienda y nos vamos a dormir a un campeiro??”

– “¿¿En invierno?? Tú tas zumbao…”

– “Lo que te pasa es que no tienes huevos”

– “¿¿Que no qué??. Aguántame el cubata…”

Un amigo llama al otro, la cosa se va liando, y …

La cosa es que la primera vez que fui traté de informarme de que llevar a una historia de estas, y cansado de buscar para no encontrar nada concreto sobre como acampar en invierno sin tener que pedir un crédito para ello, me fui con lo que tenía por casa lleno de ilusión y falto de juicio. Gracias a Dios y a la gente maja que allí me encontré, no morí de frío y hasta pude dormir algo (la segunda noche, porque la primera pensé de pillar de saco y largarme a dormir al lado de la hoguera).

Que llevar a una Concentración Invernal en Moto.

O más bien, Que no llevar. (Porque vistas mis experiencias, soy un auténtico experto en lo segundo… jeje)

Bueno. Antes de nada decirte que, si has llegado hasta aquí y te está gustando, te doy un consejo y una advertencia:

Consejo:

Suscríbete al blog para estar al tanto de lo que escribo, y de paso animas a escribir cosillas.

Advertencia: No Soy un Experto Campista, simplemente aprendo probando, viendo y preguntando a quien sabe más que yo.

No acampo en todo el año, ni de camping ni de acampada libre. Solo cuando voy de concentración con amigos, que normalmente es en invierno ya que no soy muy asiduo a ellas.

El por qué no suelo acampar ni de viaje, os lo cuento otro día.

Hasta la fecha solo he ido a una concentración invernal que es La Leyenda Continúa en Cantalejo. Eso sí, varias veces y siempre de tienda de campaña que es como creo yo que se vive mejor, aunque no más cómodo jeje.

Si vas en plan pobre, pasarás más frío que un mono:

Es lo primero que he sacado en claro de estos años. A menos, claro está, que seas un auténtico experto en supervivencia o que tengas una resistencia al frío de la hostia. En ambos casos, tienes todo mi respeto porque la mayoría de los mortales no somos así.

– Gástate la pasta en un saco de dormir deceeeente:

A tomar por culo…

No seas como yo y no vayas de rata al  que le jode desembolsar para 2 días al año y luego morirte de frío por las noches.

Un saco cutre como los que he llevado yo, lo puedes mejorar con una manta de supervivencia, una sábana interior u otras cosas. Pero cuando hace frío de verdad, un buen saco no te asegura dormir, pero sí no pasar frío y descansar un rato.

Lo otro te asegura más bien lo contrario: pasar frío, no dormir y ponerte de mala hostia.

– Las probaturas, para el verano, que si fracasas jode menos:

Recuerda que ir a un evento de estos no es cosa de machos y no se va a sufrir (o por lo menos yo) se va a pasárselo bien. A disfrutar todo lo posible.

Por eso si vas a hacer pruebas con la tienda o movidas por el estilo, te recomiendo encarecidamente hacerlo en verano en un lugar frío. A las malas podrás buscarte un hotel para la siguiente noche aunque sea en otro sitio.

Porque en una concentración invernal, en caso de haber hoteles cerca, será casi imposible encontrar sitio en él.

La tienda de campaña… si no llueve mucho, te puedes ir apañando con algo baratillo:

Los expertos puristas te dirán que te lleves una tienda buena, pequeñita y ligera. Si te entra en el bolsillo, mucho mejor.

Lo de pequeña además ayudará a que, de no calentarse, por lo menos sí se genere un ambientillo morno para poder ponerte en pelotas y no morirte durante el aseo o el cambio de ropa. Algo que por higiene deberías hacer… Ahí lo dejo…

Después de haber probado la súper barata y la gama intermedia (ambas del Decathlon) decir que la más cutrilla aguantó a la perfección para acampar en un pinar sin lluvia pero con algo de nieve.

Para mí lo importante es que no condense y que tenga dos aperturas para dejarla ventilar un rato. De hecho cuando cambié lo hice por comodidad de algo más grande en lo que entrase sentado para poder cambiarme, porque con la pierna chunga tengo que hacer unos números por las mañanas… tela.

Hay gente que se lleva unas mansiones de la leche en las que duermen unos cuantos al mogollón (a lo loco) o incluso uno solo… pero con espacio.

Ah! Y que sea fácil de montar y desmontar. Porque si no tienes mucha práctica, lo de desmontar cansado para arrear temprano, jode que no veas…

Una silla plegable siempre viene bien:

Para sentarse en la hoguera, ponerte las botas, comer…

Eso sí, ten en cuenta que si la dejas a la vista en la hoguera, terminará siendo comunitaria.  Así que intenta no llevar una muy nueva, que puedan cambiarte por una usada el día de marchar.

¡¡Amigu!! Tenía el nombre puesto. Como te pille, te vas a acordar. Que la tuya tiene tralla…

El colchón /colchoneta: como lo pinches, te cagas:

Conozco a gente que le ha pasado y… Sobre todo si es la primera noche y vas varias… Así que, lleves lo que lleves, mi consejo es que:

1º.- Trata de montar la tienda de día para ver bien donde lo haces, revisando el suelo todo lo que puedas. Las concentras suelen repetir ubicación año tras año, con lo que pueden quedar restos, cristalitos, un tornillo que perdiese alguno (o varios). No hace falta más que una simple piedra con punta para liarla.

2º.- Además de todo ello, intento llevar siempre un plástico grueso doble o algo similar, que ayude a aislar el colchón/colchoneta hinchable del suelo a la base de la tienda.

3º.- Una colchoneta de repuesto de esas que ocupan poquito, aunque sea cutre, nunca está demás. “El Porsiacaso” que te saque de un apuro.

También hay gente que lleva camas plegables de camping que luego combinan con una colchoneta. Ligeros, fáciles de transportar y te separan del suelo. Los hay en el mercado oriental a precios asequibles, pero si te vas a marcas, prepara la cartera…

Una bolsa de agua: “El truco de la abuela”

Sí, sí. De las de toda la vida para tener calientes los pies.

El truco está en calentar Bien un litro y pico de agua justo antes de irte a dormir, meterlo en la bolsa y colocarla dentro  del saco a la altura de los pies o rodillas. Lo cierras bien dejando que el calor del agua se expanda por dentro, manteniéndose unas cuantas horas.

Confieso que al principio me lo tomé a coña y que nunca la he probado Hasta Ahora, pero los viejos moteros no salen de casa sin ella. Las hay tan fashion, que si te pones serás el rey/na de la concentra.

En su defecto siempre puedes usar una botella de plástico o cantimplora que acerques al fuego para calentar el agua y luego lo/la envuelves en un calcetín para no quemarte.

Un toldito nunca viene mal:

O un cacho plástico negro de los te toda la vida, de esos de plantar fresones. Bien colocado, aislará tu tienda de la helada, nieve, el suelo de la tienda o a uno mismo en un día de lluvia.

Hasta para tapar la moto puede valer y bien empaquetado ocupa poquito.

La hora de comer:

Foto de galería.

Como en todo el resto, aquí os puedo asegurar que he visto de todo:

Desde el apoderado que va de restaurante durante todos los días (cuando los hay) hasta el grupo que se monta un chiringuito de la hostia con paellas, guisos, churrascos… pasando por el que come en los chiringuitos del evento (suele haberlos).

También quien se alimenta a base de latas de fabada, callos, albóndigas…¡¡BooooOOOOmbaaa…!!

Hay de todo como en botica.

Incluso conozco a algún grupito de fenómenos que se lleva una parrilla portátil con el cenicero y las patas. Todo made in hecho en casa a la medida de las maletas. Luego es buscarse un súper, comprar viandas y a comer. Porque en un evento de estos nunca faltarán las brasas, ni frío para conservar los alimentos.

¿¿Qué sería de un buen chorizo congelado para desayunar??

La Vestimenta:

Ten en cuenta que lo que pongas se va a llenar de mierda, oler a humo durante semanas e incluso corre el riesgo de quemarse. Aunque lo más común es ropa cómoda que te aísle del frío, calcetines de lana, ropa térmica… mezclada con un chaleco motero lleno de pines y  parches. Gorros de todas las formas y colores…

En cuanto al aseo: Aunque esos el humo invade hasta los olfatos más exigentes, es aconsejable andar limpito  por lo que pueda pasar. Así que, si no te apetece o no va a haber donde ducharse, no está demás llevarse un paquete de toallitas desechables que te lo dejan todo fresquito y perfumado. Lo jodido es quitarse la ropa.

De hecho hay gente que no se saca el traje de la moto en todo el fin de semana más que para dormir… o ni eso en los casos más extremos. Coñas son coñas, pero seguro que alguno hay.

El Alcohol y el Frío:

Foto de galería

Aunque existe el mito de que ingiriendo alcohol entras en calor. Esto es algo momentáneo que puede llegar a volverse en tu contra en determinadas condiciones. Realmente lo normal es que termines por sentir más frío al cabo de un tiempo.

Así que, si tienes la intención de pillarte un buen cebollón para luego dormir como un tronco, es posible que consigas el efecto contrario…

En la Moto:

Aunque en unos días escribiré un post sobre que llevar en invierno en moto y de cómo preparar tu moto para rodar en invierno, ten en cuenta que si caminando hace frío, este se multiplica por mucho cuando vas en moto. No es una coña.

Puede llover, nevar, viento, etc. No será el primero que sale de casa todo contento y llega muerto de frío, o directamente se da media vuelta porque no sabía dónde se metía.

Ve Bien preparado para lo que pueda surgir, y Sobre Todo con la moto bien a punto: mantenimiento, Ruedas, etc.

Y NADA DE ALCOHOL, DROGAS O HACER EL GILIPOLLAS. Recuerda que te pones en peligro a ti mismo, y a los demás que van a pasárselo bien. Todos queremos volver enteros a casa.

Siempre puedes ir de hotel (si lo hay cerca):

Foto de galería

Si después de todo lo que te acabo de contar te das cuenta de que lo de acampar en invierno a bajo cero no es lo tuyo, siempre podrás buscarte un hotel u apartamento, solo o con amigos. Para dormir en una cama, calentito, con calefacción, una ducha caliente, y todas esas fanfarrias impropias de un motero de pro.

No quieres dormir en tienda, expuesto a los elementos, escuchando los ronquidos y pedos del vecino, las risas de la gente que pasa de fiesta o algún corte de encendido a traición durante la noche.

Ese ¡¡¡“su puuuuuta madre”!!! al ponerte ropa congelada por la mañana…

Pues que quieres que te diga: Tú Te Lo Pierdes, aunque tampoco te culpo.

No será lo mismo, pero dormirás más y calentito.

Vivir la experiencia:

De la manera que decidas, lo que yo te recomiendo es que no te pierdas el ir a una concentración invernal.

Ve con ganas de pasártelo bien, disfrutar, conocer gente nueva o no tanto… Para volver a casa después de un finde Impresionante oliendo a humo y a humanidad, mientras tu mujer te hace paso para la ducha (¿¿a que sí, cariño??). Le das un beso mientras te caes a plomo en la cama, deseando que llegue la siguiente o el año siguiente para repetir… o no.

Pero por lo menos podrás opinar con criterio propio.

Espero que os haya gustado tanto el post como yo he disfrutado escribiéndolo.

Seguro que se podría haber hecho más corto, pero a mí me ha resultado ameno.

Espero vuestros comentarios.

Sed buenos, disfrutad, vivid e incluso luchad por vuestros sueños o por una causa justa si la encontráis, que hay muchas que valen la pena. Porque yo soy de los que dicen que “vivir pa ná, tiene poco sentido”

¡¡¡Lo Imposible tara Sólo un poco Más!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

Loading

10 comentarios en “Que No llevar a una Concentración Invernal en Moto.”

  1. Ramón Parreño Moreno

    Muy buen texto, ameno y simpático, espero que sirva a quién no haya ido nunca a una concentración invernal.
    Gracias Motero Redimido.

    1. José Ramón Villar

      Jejejeje, buen post.
      Las invernales, en fin, bendita juventud que todo lo puede, bendita ilusión,…con frío pero » sarna con gusto no pica».
      Esperando impaciente la siguiente. Nos vemos al calor , de la lumbre, de la ilusión y del buen ambiente y camaradería.
      Vsss!!!
      P.D. Un placer leerte.

  2. Bien como principio de viajar a concentraciones pero lo bonito te lo da la asistencia a ellas y cada vez vas aprendiendo de lo que te hace falta para la siguiente y tu mismo te preparas lo que hay en el mercado y lo que vas encontrando y al final disfrutas tanto que te engancha a pesar del «fresco» animaros Vssss
    Bonita y simpatica narracion Vsss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *