Las Tierras de los Andrade: Ruta en Moto. Parte 2

¡¡¡Muy buenas!!!

¿Qué tal todo?

Bienvenidos/as a la segunda parte de Las Tierras de los Andrade: Ruta en Moto.

Una pequeña ruta en moto por las tierras del Eume y los dominios de la Casa de los Andrade, además de algunos monumentos arquitectónicos y naturales de la zona.

¿¿Qué todavía no has leído la primera parte?? ¡¡Pero qué dices!!

Por aquí te dejo el enlace para que puedas seguir correctamente este post.

Las Tierras de los Andrade: Ruta en Moto. Parte 1

A Fervenza de Belelle. Neda

A modo de recuerdo decirte que, si has seguido la ruta completa, a estas alturas estarás en el Monasterio de San Juan de Caaveiro en las grandiosas Fragas do Eume. Uno de los monumentos naturales más importantes de Galicia.

Desde ahí pillamos la moto para llegar a la Real Villa de Neda que en su dìa estuvo bajo la influencia de la Familia Andrade, entre otras.

Vamos a visitar la Fervenza do Belelle. Una preciosa y exuberante cascada de más/menos 45m de altura situada en un frondoso valle salpicado de pequeños núcleos de casas. Un entorno súper tranquilo y apacible.

Para llegar apenas hay que desviarse de la ruta y toca caminar un ratillo porque desde el parking anterior está prohibido el tránsito de vehículos hasta la cascada. Ya puestos, podéis hacer la ruta de senderismo que la rodea en la cual hay un par de miradores que valen mucho la pena.

Además, es bastante sencilla porque yo la he hecho sin problemas con mi rodilla chunga. Solo hay un tramo de unos 50 metros de fuerte pendiente que os encontraréis a vuestra izquierda mirando hacia la cascada. Recomiendo hacer la ruta en ese sentido ya que, sufrirás un poco de inicio, pero (para mí por lo menos) es peor hacer estos tramos en bajada.

Castillo de Naraío. San Sadurniño.

Levantado sobre una roca de considerable altitud, el Castillo de Naraío es otro de los puntos fuertes de nuestro recorrido.

Desde la lejanía su estampa en el horizonte es impresionante:

Esas ruinas sustentadas en el acantilado transmiten un rollo entre épico y fantasmagórico cuando las ves entre la niebla que muchas veces cubre esta zona.

Situado en un bucólico y extremadamente tranquilo entorno rural, rodeado de tierras de labranza y flanqueado por Río de Castro es uno de esos lugares en los que el tiempo parece haberse ralentizado.

Su historia está vinculada al resto de las fortalezas y castillos de este post, por formar parte del bastión defensivo que en su día montó la Casa de los Andrade:

Un rey le quitó estas tierras a otro noble para dárselas a Fernán Pérez de Andrade «O Bo» como pago por ayudarle a cargarse a su hermanastro Henrique II de Trastámara.

¡¡Joeeerrrr!! Como está el personal…

Encima al susodicho va y le da por reprimir y sangrar a los campesinos, haciendo del Castillo de Naraío una cárcel para los insurgentes o morosos.

Millones de gracias a Juan Carlos por cederme estas preciosas fotos

Aunque en la primera revuelta irmandiña no consiguieron nada, en la segunda los sublevados destruyeron el castillo para luego ser obligados reconstruirlo una vez derrotados.

Al igual que otras de las propiedades de los Andrade, en la actualidad pertenece a Casa de Alba que la tiene cedida al ayuntamiento. Tras ser abandonado a principios del S XVII, sus piedras forman parte de multitud de construcciones locales, desde casas a alguna central hidroeléctrica próxima.

Con lo cual, de lo que en su día llegó a ser, queda muy poco en pie: parte de la torre del homenaje y cuatro cosillas más. A ver si la famosa Casa de Alba lo suelta de una vez, y se ponen a dejarlo decente para poder ser visitado. Porque está claro que el ayuntamiento pasa de invertir dinero para que otros se lleven el beneficio.

Castillo de Moeche:

De Naraío seguimos ruta por carreteras “cuaternarias” para llegar al siguiente de los puntos: El Castillo de Moeche.

Fortaleza edificada por Fernán Pérez de Andrade “O Bo” a finales del siglo XIV, se supone que en el lugar de un pequeño castro. Lo hizo con el fin de contar con varios puntos de defensa en sus enormes posesiones en la comarca del Eume.

Lo que más llama la atención del Castillo de Moeche es su situación:

En lugar de estar situada en un lugar alto que favoreciese la vigilancia y defensa del mismo, este lo construyeron en un valle y bastante escondido. Aunque está rodeado de altos montes que a buen seguro contribuían en su custodia.

No sirvió sin embargo para librarlo de la revuelta irmandiña:

En la primera, los campesinos sublevados fueron a buscar al Andrade de turno (Nuno Freire. El malo) y, como había escapado, lo dejaron sin castillo. Pero como en otros casos, les tocó reconstruirlo cuando fueron derrotados.

Al contrario que los de Andrade y Naraío, este sí está bastante bien restaurado. Rodeado de vecinos que en su día lucharon contra la tiranía de un noble y que hoy en día sus descendientes continúan haciéndolo para que su entorno no se vea inundado de molinos eólicos.

A pocos metros del Castillo se encuentra la Iglesia San Jorge. Muy cerquita también podremos disfrutar del área recreativa de Souto Grande, que cuenta incluso con piscina para refrescarse en los días más calurosos.

Además, para los más deportistas, una ruta de senderismo une los Castillos de Moeche y Naraío que hay unos 12km de distancia. Por si a alguien le apetece…

Este también tiene leyenda y, como no, triste:

Es la de dos enamorados, una noble y un plebeyo a los que el padre de ella privó de su amor a las bravas: matando al rapaz. Ella no quiso volver a salir del castillo.

Festival Irmandiño:

Para conmemorar la rebelión de los plebeyos en contra a los señores feudales, se celebra desde 1980, el Festival Irmandiño de Moeche cada tercer fin de semana de agosto.

Comidas campestres, actuaciones de grupos folclóricos y la representación del asalto al castillo con antorchas en la medianoche, son sus actos más representativos.

Por aquí os dejo un par de enlaces de interés para visitas y demás:

Web Concello de Moeche

Castillo de Moeche Galicia Máxica

Tramo de Moto: Castillo de Moeche – As Pontes de García Rodríguez – Charca del Alligal – Villalba.

Son casi 60 entretenidos kilómetros de carreteras secundarias que incluyen uno de mis tramos de curvas preferidos… Es brutal jeje

La parte entre Moeche y As Pontes por As Somozas tiene o tuvo en su momento partes realmente bonitas que en la actualidad son un Mega Parque Eólico.

Lago de As Pontes.

Es lo que queda de una mina a cielo abierto que surtía de carbón a la central térmica que hay justo en frente.

Hace solo unos días han dicho en los medios de comunicación que la van a destruir como otras tantas en nuestro país, a pesar de salvarnos el culo el pasado invierno produciendo electricidad cuando las cosas se pusieron chungas. En fin… cosas de políticos que no van con este blog.

Para restaurar el entorno de la mina de la forma más barata posible se han modificado los cauces de algunos riachuelos que han terminado por llenar el inmenso agujero. Unos pocos árboles, un paseo alrededor del lago, una playa fluvial con su chiringuito, las letras tan de moda, y… Listo.

Una obra a mi entender bastante eficiente y chula en la que llaman la atención los “cadáveres” de las antiguas máquinas perforadoras que todavía quedan a un lado del lago. Testigos languidecientes de su pasado reciente. Molan.

Este lago artificial en la actualidad acoge competiciones deportivas de vela, vóley playa, etc

En cuanto al pueblo de As Pontes, tiene una parte antigua bastante chula y las autoridades se afanan en darle vida con multitud de actividades:  Su famosa feria medieval, demostraciones de artesanos, ferias gastronómicas, etc.

Además, cuenta desde hace un tiempo con un pequeño pero coqueto circuito de velocidad en el que se celebran unas cuantas pruebas de karting, minimotos o supermotard.

Concello de As Pontes. Turismo

Charca del Alligal:

Ya llegando a Villalba os dejo un último punto de interés:

La Charca del Alligal. Una afamada poza de aguas termales convertida en piscina que se emplaza en un bonito enclave natural.

Es una balsa circular de cuyo suelo arenoso brotan diferentes hoyos del manantial con una temperatura media durante todo el año de 23º C.

La fama de sus aguas se extendió debido a la tradición y a numerosas leyendas relacionadas con el poder “milagroso” y curativo de las mismas. Principalmente en enfermedades reumáticas y crónicas de la piel.

Decir que es un lugar curioso y bastante chulo. Te dejo un enlace para más información por si vas por la zona y te entran ganas de pegarte un bañito…

Está Aquí

Torre de los Andrade en Villalba: La fortaleza con más historia de este post.

Su silueta domina Vilalba, capital de la comarca conocida como a Terra Chá Lucense.

Este torreón que data del Siglo XV, es lo único que queda de un castillo fortaleza cuyo origen estaría datado en el siglo XI.

Perteneció a los señores de Lemos, el rey Pedro I se la donó a Fernán Pérez de Andrade «O Bo» que lo marcó con sus símbolos heráldicos (el famoso jabalí entre otros) y este cedió a sus sucesivos herederos.

Con su sobrino Nuño Freyre de Andrade (el malo) la fortaleza sufre la primera revuelta de los Irmandiños, pero esta sí resiste el ataque. En la segunda revuelta y siendo propietario Fernán Pérez de Andrade o Mozo, los Irmandiños destruyen el castillo.

Tras su derrota, el hijo de o Mozo, Diego de Andrade, ordena a los sublevados hechos prisioneros la reconstrucción del edificio con un cambio importante y la mar de curioso: Una torre de traza Octogonal que tenía como cometido hacerla más resistente frente a los ataques de un revolucionario y exitoso instrumento bélico: la pólvora.

Los Reyes Católicos conceden a Diego de Andrade el título de conde de Vilalba y este a su hijo Fernando de Andrade que pinta no fue del todo leal, cuando Isabel y Fernando (tanto monta, monta tanto) le confiscaron la fortaleza a comienzos del XVI.

La abandonan.

Por alianzas matrimoniales, vuelve junto con el Condado de Villalba a los de Lemos, y de ahí a la todopoderosa Casa de Alba.

Al estallar la primera Guerra Carlista (Pincha para ver qué consistieron) se acuerdan de que existe, la reconstruyen y refuerzan hasta las trancas para utilizarla como baluarte defensivo.

Tras tres asaltos carlistas, el entonces duque de Alba reclama el pago de los daños al Ayuntamiento. Muy pillo y jeta, pero no cuela.

Con el final de las guerras vuelve a ser abandonada prácticamente hasta nuestros días y como en el caso de los anteriores, en este caso los villalbeses la usaron como cantera.

Ya desvinculada de la Casa de Alba, la campaña de defensa realizada por un grupo de intelectuales gallegos la libró de la desaparición. Lo que no pudieron evitar fue su abandono y deterioro.

En los años 60 del siglo XX la torre se rehabilita y se convierte en Parador Nacional de Turismo, para lo que se levantaron en terrenos anexos otras dependencias. En 1994 se incorpora al Catálogo de monumentos del patrimonio histórico de España, como Bien de Interés Cultural.

Junto a As Pontes de García Rodríguez, Villaba es la población más grande y viva de la zona.

La Torre/ Parador de Turismo se ha convertido en uno de los centros neurálgicos de la villa.

Concello de Vilalba. Turismo

Vuelta a Betanzos:

Desde Villalba tú decides: Tomar rumbo a tu casa o a donde te de la gana, o bien terminar esta ruta donde la comenzamos: en la Plaza de Hermanos García Naveira de Betanzos.

O Campo da Feira- Irixoa – Betanzos

Si optas por seguir la opción que te recomiendo, no te arrepentirás ya que entramos en uno de esos entretenidos tramos de carreteras secundarias que cientos de moteros de los alrededores hacemos cada año.

Desde Villalba to tieso para abandonar “a Terra Chá”:

Los primeros kilómetros son prácticamente rectos pero el paisaje cerrado de bosque salpicado de casas y pequeñas aldeas lo compensa con creces. De hecho hay días que la luz tan bonita de esta zona invita a bajar la velocidad e ir al ritmo del tiempo en estos parajes. Despacio.

Los últimos 40 kilómetros de la ruta son curvas, curvas y… alguna corta recta pero muy de cuando en cuando. Buena carretera en casi todo el recorrido tiene alguna que otra curva a la que conviene estar atentos sobre todo en el frío invierno, ya que te puedes encontrar parches húmedos o incluso de hielo en los días más fríos.

A medida que nos aproximamos al fin de esta ruta, montes y aldeas dan paso a unas hermosas vistas de la ría de Betanzos y su casco viejo. Imagínate esto al atardecer.

Y colorín, colorado, esta preciosa ruta en moto, se ha terminado.

Comer. Beber. Dormir. Gasolineras:

Finalmente y como buen anfitrión decirte que:

Tanto para comer o beber en esta ruta existen multitud de opciones bien si vas de comida campestre (en As Fragas do Eume, Castillo de Moeche, Castillo de Naraío hay merenderos habilitados) como si quieres ir de restaurante los hay en todas las poblaciones del recorrido salvo en Naraío aunque sí bar para un refrigerio.

Si vienes de fuera y pretendes dormir por el camino porque te has aventurado con todas las actividades propuestas, también lo podrás hacer sin a penas desviarte de la ruta.

Gasolineras: Como he dicho, la ruta es corta y apta para cualquier tipo de moto y cilindrada. Con lo que, salvo que te despistes o tu moto tenga uno de esos depósitos «tamaño chupito» con uno deberías tener más que suficiente. Con todo, como mucho cada 70km, hay gasolineras disponibles.

Aquí tienes el Track:

Aquí os dejo los enlaces del track de la ruta. El primero es de google y el segundo es un Gpx para poder descargarlo directamente a un Gps.

Track de la Ruta en Google. Pincha Aquí

Track de la Ruta en Gpx. Pincha Aquí.

Comparte el post y Etiquétame en tus fotos de la Ruta:

Espero que te haya gustado la idea, el post y, si te animas a seguir leyendo, también mi blog.

Si decides hacer esta ruta y sacas algunas fotillos/videos para el Instagram o tus redes sociales, sería todo un detalle que me nombrases o etiquetases en ellos para así llegar a más gente.

Esto no es obligatorio, pero quedarías como Dios si lo haces jeje.

Una vez más:

¡¡¡Millones de gracias por leerme!!!

¡¡¡Suscríbete al Blog!!!

¡¡¡Sígueme en Redes Sociales!!!

Loimposibletardasolounpocomás

Elmoteroredimido

jose.el_moteroredimido

Un Pequeño Vídeo:

 

Loading

2 comentarios en “Las Tierras de los Andrade: Ruta en Moto. Parte 2”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *