Castillo de Montblanc y Montañas de Prades en moto: Prades, Siurana y mucho más.

Compártelo

La Intro

Hoooola Hola Hola!!!

¿¿Que pasa tropa??

Bienvenidos a un nuevo post del Moteroredimido.org

Vamos con la intro y… ¡¡comenzamos!!

Ay no, ¡coño!

Que eso lo hacen los YouTubers!! Jeje

¡¡Vuelve pinza!! No te vayas todavía… ¡¡No te vayas por favor…!!

Es que acabo de ver los videos de los YouTubers top de la semana pasada, me he quedado con sensaciones un tanto contrapuestas y entiendo porque hay gente que ha dejado de ver a algunos de ellos por mera desidia.

De hecho (y con ello para nada pretendo juzgar el trabajo de nadie) veo como algunos con ideas y un contenido realmente bueno, parecen pegarse tiros en los pies por el mero afán de querer estrujar los minutos de contenido nuevo. Mucha paja y poco trigo.

Hasta el punto de jugarse el tirar por la borda tantos meses o años de buen, arduo y muchas veces desagradecido trabajo…

-¿¿Que por qué los veo??

Simplemente porque me gusta, y me resulta más entretenido e instructivo que la inmensa mayoría de lo que ponen en la tele. De hecho creo que hay YouTubers  (Y Blogueros… jeje) de motos y otras temáticas que ofrecen un contenido la mar de interesante.

Tras esta intro en forma de Crítica Constructiva, os dejo con el post de esta semana:

Castillo de Montblanc y Montañas de Prades en moto: Prades, Siurana y mucho más.

Aquel fue de esos viajes que me preparé bastante:

Fueron semanas aprovechando los momentos libres para investigar sobre posibles rutas o  lugares de paso. Sitios chulos donde echar una foto, un puerto de montaña, un lugar que inspirase una historia o un monumento que llamase mi atención.

Todo para que, a la hora de la verdad, el tiempo se te eche encima, el gps de turno te dé por saco, o ambas cosas a la vez. Pero la intención es lo que cuenta, y hay que tratar de ser (como diría el gran Manquiña en la peli Airbag) “profesional”.

No rodar por el mundo como pollo sin cabeza, que el tiempo es oro y la gasolina cara.

Pero ya se sabe que un viaje se disfruta tres veces:

-Cuando lo planeas.

-Cuando lo vives.

-Y cuando lo recuerdas.

Luego está ese amigo que te suelta la idea de ir a tal o cual sitio que está muy chulo, pero “investiga tú, que sabes”.

– “¿¿Cómo?? ¿¿Pero por dónde??”

“Coitus interruptus”. “Tirar la piedra y esconder la mano”.  Dejarte a medias.

Aunque al final y visto el lugar a tu manera, se lo agradeces de igual forma.

-“Muchas gracias Jose. Pero para otra dame más detalles. Que pareces gallego, coño”. ¡¡¡Jajajaja!!!

Castillo de Montblanc.

Domingo por la mañana, resaca post Motovolta Lleida (Post), un calor del demonio…

El cóctel perfecto para un bonito día de ruta. ¿¿A que sí?? jeje

Venciendo a Santa Prisa, visita con calma al Museo de la Moto de Bassella (Post) y medio día a tomar por culo.  Eso sí, disfrutado.

-¿¿Porque pasa tan rápido el tiempo cuando estás de viaje??

Montblanc es famosa por su castillo/muralla, y por ser el origen de la Leyenda de San Jordi, patrón de Cataluña: Un dragón, un príncipe, una princesa… cosas de esas.

Allí llego tras una hora de rectas salpicadas con pequeños cambios de rasante, bajo el sol abrasador del mediodía.

Tras dejar la moto en el primer parking que vi medio cómodo y montar el petate para la visita, arranco sin perder un segundo (si lo hago no voy) a visitar la famosa fortaleza.

Mientras tanto, algún transeúnte lo flipa al ver a un tío vestido de motero, casco y cámara de fotos en ristre, bajo el sol del mediodía y lo menos treinta grados.

“Como una chota”.

Pero era eso o irme a un bar fresquito y hacerme fuerte en él hasta las seis de la tarde para volver a arrancar la moto.

¡Ay sí! Montblanc!:

Lo bonito de visitar gira en torno a la muralla, con unas vistas estupendas a la propia villa y sus alrededores. La plaza mayor súper chula. Hasta aquí.

Mientras sacaba fotos, una “instagramer” con un bonito acento francés se acercó para que les sacase unas fotos a ella y sus amigas.

Sigo sin saber si fue por mi cara de bueno, o realmente al ver la cámara se pensó que sé hacer fotos. Pero ella misma jeje

Pero estuvo divertido porque la chica era tan guapa como tímida. También parecía ser la única del grupo que hablaba español. Un chollo para sus amigas, vamos. Jeje.

Mientras daba la vuelta a la muralla ya en la moto, la estampa de una pareja en una llamativa custom llamó mi atención. El caso es que la cara del chico me resultaba familiar, pero en otro estilo de moto totalmente diferente. Juraría que era León Bocanegra…

Montañas de Prades:

Las Montañas de Prades en Tarragona, son un conjunto montañoso formado por varias sierras que se distribuyen entre las comarcas de Alto Campo, Bajo Campo, Cuenca de Barberá y el Priorato en Cataluña. Forman parte de la unidad morfoestructural de la Cordillera Prelitoral (Wikipedia)

Desde el punto de vista de un mototurista, es un área montañosa de carreteras más bien estrechas en un llamativo buen estado general; con muuuuuuuuuuchas curvas y preciosos miradores. Salpicada de pequeños pueblos y aldeas cada cual con un encanto diferente.

Para otros tipos de turismo, es un lugar que se presta al relax, la contemplación pero también al senderismo, bicicleta de montaña, etc.

Prades, Vilanova de Prades, Cornudella de Montant, Siurana, Capafonts… Entre carreteras y villas te puedes tirar un bonito fin de semana visitando y rodando con tu moto.

Como yo no tenía tanto tiempo, me llevé una ruta elaborada con lo más llamativo:

Prades, Siurana, y La Mussara con su precioso mirador. Pero aquí no pude llegar al encontrarme la carretera cortada más allá de un aparcamiento. Una pena la verdad.

Prades:

Es el típico pueblo con encanto rústico/ medieval en el que el tiempo parece ir a un ritmo sumamente pausado, y más con este calor jeje. Calma que se ve rota por el turista y por el motero de turno que aparece de vez en cuando a tocar los… pero también a llenar la panza en sus bares y restaurantes.

Pueblo que por cierto parece cuidar a los moteros con un parking solo para nosotros. Todo un detalle.

Aquí lo suyo es darse un paseo por sus calles empedradas, visitar la plaza mayor / ayuntamiento y tomarse un cacharrín al fresco.

También este pueblo es conocido por su Parc Astronòmic Muntanyes de Prades: Un negocio local encaminado al turismo astronómico. Enlace

Siurana: Un lugar para no perderse.

Fueron unas horas de ruta placentera y disfrutona: Buenas carreteras, ritmo tranquilo para no perderme detalle, parando cuando era necesario, pero sin pausa.

Incluso hubo momentos que me permití el lujo de no sacar la cámara de fotos. Guardarme recuerdos. Viviendo el momento en silencio mientas hacía pasar un par de galletas con un trago. Gozoso del silencio que pocas veces se da en un lugar tan bonito y turístico.

El calor intenso de la mañana se había transformado en bochorno que juraba tormenta. Algo muy habitual por esas latitudes en primavera.

Historia:

Aunque lo pudiera parecer a primera vista, Siurana no es una aldea fruto del capricho de un ermitaño inadaptado o un monje que buscaba una vida contemplativa aislado del mundo.

Todo lo contrario. Es una pequeña aldea con muchísima historia que me regaló posiblemente las vistas más espectaculares de todo el viaje.

Aunque los primeros restos hallados datan de la prehistoria, el momento cumbre de su historia se fija en la reconquista:

Dada su situación estratégica e inexpugnable, primero fue una defensa de primera línea del Islam, para terminar siendo el último reducto musulmán que quedó en Cataluña y que costó tela conquistar a los cristianos.

La Leyenda de la Reina Mora:

¿¿Qué sería de un lugar tan épico sin una buena leyenda??

La Reina Mora era Abd-El-Azia hija del valí de Siurana. Que al verse sorprendida por la llegada de las tropas cristianas (se dice que entraron por culpa de un judío que vendió la villa para salvarse él y sus dineros) prefirió montarse en su caballo y saltar al barranco que verse apresada. En el último momento el caballo frenó dejando una marca en el acantilado y la Reina se precipitó al vacío. Por ello hay un barranco que se conoce con el nombre de Salto de la Reina Mora.

Qué ver en Siurana:

Para empezar, si las alturas no son nada lo tuyo, no vayas a Siurana.  Es posible que que sufras la visita más que disfrutarla

El acceso, aunque precioso, tiene un desnivel importante.

Son todo barrancos de gran altura y allí gastan poco o nada en barandillas.

Yo, que cada vez lo voy llevando un poquito mejor, no las tenía todas conmigo en muchas partes.

Dicho esto, es una pequeña aldea se respira un aire muy medieval pero también de soledad:

Calles empedradas, los típicos arcos y puertas de entrada, las ruinas del Castillo Musulmán, la Iglesia Románica de Santa María, la sepultura de la reina mora y un sinfín de miradores desde los que disfrutar de las vistas al Pantano de Siurana, a la montaña con un precioso tono rojizo y sus alrededores.

Como contrapunto al lado turístico, te encontrarás a unos cuantos vecinos que siguen viviendo sus vidas, cultivando sus huertos, etc como lo hacían antaño. Supongo que deseando que nos piremos los pesados de los turistas para poder estar a su bola en su aldea.

Me hubiese encantado quedarme a dormir en uno de sus alojamientos o en el camping. Viendo una puesta de sol que tiene que ser la leche desde allí, pero me largué a toda prisa huyendo de la tormenta que venía en camino.

Además tenía que continuar viaje camino de Teruel y la Silent Route.

Aquel día me quedaban un par de horas largas camino de Alcañiz, para dormir en un camping… peculiar.

Pero eso es otra historia… jajaja!!

Espero que os haya gustado tanto el post, como a mí recordar lo vivido.

¡¡Nos vemos en el siguiente!!

Suscríbete al Blog:

Que sepas que no pienso cobrarte  nada si lo haces, serás el primero en recibir mis post y además participarás en sorteos.

¡¡¡Seguidme en Redes Sociales!!!

Espero que os haya gustado el post, compartidlo, comentad, preguntas y todas esas cosas.

Nos vemos en el siguiente.

¡¡¡Lo Imposible tarda solo un poco más!!!

Elmoteroredimido

jose.el_moteroredimido

Galería de Fotos en YouTube:

Loading

8 comentarios en “Castillo de Montblanc y Montañas de Prades en moto: Prades, Siurana y mucho más.”

  1. José Francisco Alvillar

    José!!Te felicito por tus viajes,por tu trabajo al redactar tu historia,por compartirlas con nosotros,por las rutas curradas que te pegas.No sé que mas decirte…pero es una maravilla lo que podemos conocer gracias a tu s experiencias compartidas.Un abrazo,sigue a si y salud para lo que te propongas.

    1. Muchísimas Gracias Jose!! Infinitas gracias por tu comentario. La verdad es que tengo unos cuantos fieles lectores desde hace años, que haceis que esto valga la pena. Precisamente hoy me estoy planteando parar el blog hasta septiembre, que la gente ahora está a otras cosas y lee menos. Así que con el siguiente, posiblemente «cerremos temporada» Un Abrazo Enorme y a ver cuando podemos conocernos en persona. #loimposibletardasolounpocomás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *