Viaje en Moto: ¿¿Solo o Acompañado??

Compártelo

Viajar en moto:

¡¡Muy Buenas!!

En más de una ocasión te he hablado de lo mucho que me flipa viajar en moto tanto solo como acompañado. Para mí es una auténtica pasada ya que lo haces de una forma diferente. Todo se vive de una forma más intensa al no haber nada que te separe del entorno.

Aunque suene a rollo motero friki, es la verdad:

“Sois la moto, el viaje y tú”

Carreteras, curvas, diversión, paisajes más menos idílicos, momentos mágicos para el recuerdo, atardeceres, amaneceres…

… Adrenalina, perderse, pequeños sustos, momentos de duda o frustración, cansancio, climatología adversa…

Todo forma parte de cualquier viaje y como te digo, en moto te lo comes todo, para bien o para mal.

Pero hoy me apetece tocarte los cojoncillos (o… lo que sea) un rato. Hacerte pensar con la siguiente pregunta:

¿¿Solo o Acompañado??

Creo que en alguna ocasión te había comentado sobre esto, pero nunca lo había analizado en profundidad. Los puntos buenos y no tan buenos que veo a cada situación.

Por lo menos para mí, un viaje supone un esfuerzo importante, tanto físico como económico. Un nuevo desafío en el que pongo toda mi ilusión y ganas para que salga lo mejor posible.

Dedico un montón de tiempo en planificar las posibles rutas, los costes y esos detalles que pueden marcar la diferencia entre disfrutar o sufrir.

Así que, ahora que muchos comenzamos a planear los viajes del verano, creo que es un buen momento para hacerlo. Para que lo analices con tiempo, viendo cual es la opción que mejor te conviene. Sin sorpresas de ultima hora.

Pros de viajar acompañado en moto:

– Ahorras dinero en hoteles: Si no vas con tu pareja, siempre sale más económico pillarte una habitación entre varios que para uno solo.

– Las paradas son más amenas: Sobre todo si paras pronto en un lugar donde no controlas el idioma, se nota mucho al verte más limitado.

– El trabajo de planificación se comparte.

– Siempre tendrás un amigo para sacarte una foto: Esto lo digo en plan coña, pero no lo es tanto. ¿¿Tú sabes el tiempo y las ñapas que hay que hacer para sacarse a uno mismo una foto decente?? je,je

– Tendrás una rueda amiga en un momento complicado: La carretera se te atasca, estás cansado, te pones enfermo, el clima se pone feo, se hace de noche, una pequeña caída,etc. Siempre mola tener a alguien al lado cuando esto ocurre. Por eso mucha gente ni se plantea un viaje en solitario.

Contras de viajar acompañado en moto:

-A más motos, más problemas: Las motos son aparatos mecánicos que pueden fallar, tienen ruedas que se gastan y pinchan, se quedan sin gasolina… y cuantas más vayan en un viaje, más posibilidades de que algo se tuerza.

– A más gente, más problemas: Como he dicho antes, un viaje es disfrute pero también muchas horas, situaciones de estrés, cansancio acumulado, etc. Y cada uno somos personas diferentes con nuestros hábitos, manías, horarios, personalidades. Con lo que lo bueno y lo malo puede aflorar durante un viaje.

– 24h al día con las mismas personas: Siempre estará la de “me voy a fumar un piti” o… “vete yendo a dormir, que yo voy en un rato”, hay veces que no puedes “escapar” de ello casi ni para dormir.

Es como un Gran Hermano, pero en moto. jeje

Pros de viajar en Solitario en moto:

– Tu viaje es solo tuyo: arrancas cuando quieres, paras cuando te da la gana, duermes y comes donde puedes o te apetece sin tener que pedir opinión a nadie. Si en plena ruta te da por realizar cambios, lo haces sin riesgo a discusiones o tener que pensar en que tu compañero…

Vas a tu puta bola.

– Te abres más al mundo: Salvo que seas un“ñu de la vida” y vayas gruñendo a todo bicho viviente que te cruzas, viajando solo estás obligado sí o sí a interactuar más con otras personas.

A veces es solucionar esos pequeños problemas que surgen por el camino. Otras hablar por hablar.

Una simple foto o verte llegar en moto cargado y vestido con las pintas que llevamos, sirve para iniciar una conversación.

También te hace depender más de otras personas que no conoces y tratar de “confiar” cuando surge algún apuro.

Esto apenas pasa cuando viajas acompañado. Aquí solo buscas ayuda en caso de extrema necesidad.

-Aprendes a valerte por ti mismo: Cuando viajas con otra persona, o eres alguien con un carácter muy dominante, o siempre te descansas un poco con ese amigo que te acompaña aunque solo sea por el “que trabaje también un poco”. Tú decides, tú disfrutas de lo bueno y te comes los marrones.

-Sales de tu zona de confort: Si bien eso es común en ambas opciones, resulta más acusado cuando el que lo hace es solo uno. Ese “verse en pelotas ante el mundo”, acojona la primera vez, o cuando llevas un tiempo sin viajar en solitario. Pero salir de ese entorno que medianamente dominas y enfrentarte a situaciones en las que tienes el control justito y tú solo, creo que es sanísimo para una persona.

Contras de viajar solo en moto:

-Es más peligroso: El principal es el peligro de ir uno solo, pegarse un castañazo o presentarse cualquier problema gordo y tener que salir de él por uno mismo (si puedes). Aunque hoy en día existen soluciones técnicas tanto en las motos como externas para mitigar estos riesgos: aplicaciones móviles, dispositivos de emergencia, la famosa “llamada de emergencia” de alguna marca, etc.

– La Soledad: Esto es algo que puede ser malo, bueno o incluso necesario en función de cada uno. Si el viaje es muy intenso lo notas menos porque no da tiempo material, pero las soledad está ahí.

Mi Opinión Personal:

Ante la duda, Mejor solo que mal acompañado:

Yo lo tengo clarísimo. Me costó un mundo lanzarme y tras unos cuantos viajes me resulta imposible evitar esos primeros instantes de inseguridad cada vez que arranco al ser consciente de los riesgos.

Pero antes de arriesgarme a viajar con alguien con el que dudo ser compatible y pasarlo mal, o lo hago solo, o incluso no viajar.

Experiencias positivas y negativas:

Aunque en rutas no tanto, viajando siempre he tenido la santa suerte de que, tanto solo como acompañado, el balance general ha sido muy positivo; aún habiéndomela jugado bastante con las compañías. Jeje.

Eso sí: aunque supongo no haber sido el único, me he mordido la lengua unas cuaaaaaantas veces para evitar discusiones innecesarias.

Pero tengo amigos con anécdotas bastante desagradables en este aspecto:

Broncas, follones, uno que sigue en solitario, el otro que se da media vuelta… Unas veces por tonterías y otras no tanto

No viajo con cualquiera:

Aunque conozco a un montón de gente, considero una persona poco social, tengo pocos amigos (porque para mí la palabra “amigo” es muy grande) y de entre ellos no viajaría ni de coña con todos sabiendo que podemos chocar en según que situaciones. A todos les tengo muchísimo aprecio, pero nos conocemos bastante.

Prefiero no hacer un viaje a perder a un amigo.

Consejo: Habla las cosas con tiempo.

Que esperas del viaje, que ver, tiempos… Todo lo posible. Y hazlo desde un punto de vista frío, calculador y realista. Os podéis caer dpm, pero tener intereses totalmente diferentes a la hora de viajar, o todo lo contrario: Hay gente que se deja llevar casi a donde sea, con tal de que se lo den todo hecho.

También piensa fríamente hasta que punto estás dispuesto a amoldarte a la otra persona en caso necesario: Si estás dispuesto a estar parado días ante un imprevisto, volver con él o ella antes de tiempo si toca, y un largo etcétera de situaciones que se pueden dar en un viaje.

Por ejemplo, hay días que a mi rodilla le cuesta ponerse en marcha por las mañanas y retrasa los inicios de la ruta o incluso en un viaje más largo, hay veces que tengo que parar medio día para llevarlo mejor.

Déjame tu experiencia en comentarios:

Positiva o negativa, solo o acompañado; sabes que me interesa lo que piensas. Incluso si crees que no tengo ni puta idea. Con respeto y educación, todas las opiniones son bienvenidas.

…Y hasta aquí el post de hoy.

Espero que te haya resultado útil, comparte, suscríbete si te ha gustado y todas esas movidas que decimos los blogueros.

Nos vemos en el siguiente.

¡¡Un Abrazote!!

Lo Imposible Tarda Solo un Poco más

Loading

7 comentarios en “Viaje en Moto: ¿¿Solo o Acompañado??”

  1. Hay que mirar muy mucho con quién se viaja. Desde luego que mejor solo que mal acompañado. Yo siempre digo que en un viaje hay que ir con gente que no de «problemas», y no darlos tampoco. Nosotros siempre viajamos con la misma pareja, si a nosotros nos vale un hotel, a ellos también. Si a ellos les vale un restaurante, a nosotros también. Así va todo rodado. Saludos.

    1. Pues es una suerte el tener una pareja amiga con quien entenderse de esa forma. Es algo que, ni mucho menos pasa siempre o no durante mucho tiempo. O por lo menos es lo que he vivido. Veo que estamos totalmente de acuerdo. Gracias por tu comentario. Un Abrazo!!

  2. José Ramón Villar Botana

    Un buen post como nos tienes acostumbrados, buena temática, buenas reflexiones y buenos apuntes que comparto.
    Hay otro tema que es muy distinto en los viajes en solitario y acompañado y no es tema menor y es la interacción con el mundo.
    Se entiende que hablamos de un viaje más o menos lejos fuera del entorno de casa. Cuando llegas a un sitio solo, la gente es curiosa y solidaria por naturaleza, la interacción con los foráneos fluye con solvencia, ya son ellos quienes se acercan sin embargo si vas en grupo, ya no estás solo , tu círculo ya está cerrado, no se acercan sería invadir una conversación privada, ya sería el grupo quien se tenga que acercar pero ya con otra suavidad para no generar desconfianza e intimidación.
    Si vas solo en cada parada, en cada cena te encuentras la enciclopedia del lugar, es una parada con guía.

  3. Nunca viajé solo, o en pareja o con amigos, y salvo algún momento puntual de frustración por no salir las cosas como tenía pensado siempre siempre han sido viajes muy buenos. ¡Siempre por la península eh! Yo me amoldo a lo que sea y los demás también. Si hay que hacer kilómetros y horas de moto se hacen y si hay que ver piedras, me encantan las piedras y si son ruinas más todavía, se ven. Este año haré mi primer «viaje» solo a la Rider1000 y si tengo tiempo ratoneare un poco en el viaje de vuelta. Veré que tal la experiencia 🤞

    1. Como me dijo un buen amigo, no infravalores lo que haces. Lo que pasa de ruta de un día, ya se considera Viaje en lugar de «viaje». jeje. Va a ser una experiencia increíble, ya lo verás. La zona es impresionante. Nunca me he animado con la Rider1000. Algún día caerá. Un Saludo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *