Nueva Honda Transalp 750: Impresiones y Opinión Personal

Compártelo

Hoooooooooola Buenas!!

Bienvenido a un nuevo post del Moteroredimido.

Hoy va de la nueva Honda Transalp 750. Sobre ella te voy a contar mis impresiones, lo que me gusta, lo que no, lo que tiene y lo que, en mi opinión de usuario de moto trail, le podría faltar.

Una vez más, dar las gracias a Motolugo Concesionario Honda por cederme esta unidad.

Como siempre trataré de ir con la sinceridad por delante que, para venderte la moto… ya está el comercial. El de la tienda. jeje.

Especificaciones Técnicas:

Para hacer de esto algo legible y entretenido, me voy a quedar con lo que creo más definitivo. Para el resto, te envío directamente a la Web de Honda.

Tipo de motor: Bicilíndrico 4 tiempos en paralelo con refrigeración líquida, 8 válvulas, con cigüeñal a 270°.

Potencia máxima: 91,8CV a 9.500rpm

Par máximo: 75Nm @ 7.250rpm

Llanta delantera 21” y Trasera 18”

Capacidad de combustible:16,9L

Consumo de Gasolina: 4,3L/100km

Altura del asiento: 850mm

Peso en orden de marcha: 208kg.

Estética clásica y estilizada:

Esta es la parte más personal de todas. Lo que me gusta a mí, a ti te puede flipar y al revés.

Como la mayoría de lo que saca Honda al mercado, la Transalp 750 es una moto sencilla, estilizada y de líneas limpias. Con pocos ángulos y muy afinados.

El frontal, aun siendo casi calcado al de la antigua Cb500x (ahora será la nueva NX500) se ven ciertos detalles que recuerdan a las primeras Transalp 600 y 650.

Gana en vivo:

Cuando la vi por primera vez, me flipó el frontal.
Decía… “¡¡Ahora, Sí!! Una trail media, bonita, ligera… Mola”

Pero fue verla del depósito para atrás y echarme casi a llorar. Esa forma del asiento, el escape ahí abajo… “jooooder. Ya les vale” pensé.

Le pasa un poco como a la primera Yamaha Tracer y otras motos, que son “como una gamba”: El cuerpo está bien, pero el jugo está en la cabeza.

Solución: ponerle unas maletas curiositas y arreando. O… no mirarla mucho… ¡¡¡Jajajaja!!!

Luego vi alguna en la calle, y… bueno. Quizás mejoró un poco mi impresión.

Ayer cuando la probé, no sé si por resignación, vi esa parte un poco más llevadera; pero me sigo quedando con el frontal. Para mí es lo más bonito de la moto con mucha diferencia.

Viendo las fotos Moto Blanca Full Equipe es una de las motos del mercado que, por estética, tendría muy en cuenta. Lo admito: Me Gusta.

Ergonomía: Totalmente diferente a otras Honda que he probado.

Con una altura del asiento no regulable de 850mm es más bien alta. Recordarte que mido aprox 1,75 para que te hagas una idea y llego al suelo muy de puntillas. Así que, para ir con seguridad en parado, es mejor tirar de técnica, sacar el culo para un lado y tratar de apoyar un solo pie.

Estrechita en su conjunto, la posición es erguida, pero tiende a llevarte hacia adelante para tener control de la dirección.

El asiento es estrecho, correcto de espacio y no tiene un gran mullido. Eso es posiblemente lo que más condicione con el paso de los kms, ya que a mí me terminó molestando un poquito tras unos 260 kms de prueba. Tampoco me entusiasmó su tejido. Lo vi sencillo y sedoso.

Las piernas, como de costumbre en mí, era de lo que más ganas tenía de comprobar: Es lo que más me condiciona al subirme a una moto, y de lo que más me he quejado en las Trail Honda que había probado hasta ahora, pues tienden en general a retrasar su posición o a ir bastante flexionadas.

En la Transalp 750 han le han dado la vuelta al asunto: Ahora las estriberas están en una posición adelantada, un punto alta pero cómoda.

La primera sensación es extraña porque las rodillas tienden a ir pelín elevadas. Pero bien. Muy bien. Si lo hiciesen con la África Twin, sería la hostia, aunque no para mi bolsillo jeje.

El Pasajero:

El espacio parece correcto en el asiendo de doble altura. Asideros muy generosos en una masiva parrilla trasera en fundición de aluminio. Sus estriberas no van engomadas, siendo estas un extra.

Electrónica: Mucha. Quizás demasiada. Pero ahora casi todas son así.

Cinco modos de Conducción: Sport, Standard, Rain, Gravel y User.

En el User puedes configurar Potencia del motor en 4 niveles, Freno motor en 3 niveles, ABS en 2 niveles y Control de Tracción en 5 niveles.

¿¿Te acuerdas del chiste del mecánico?? Sí hombre…

-“¿¿Sabes cómo se dice mecánico en japones??

Fuchica Namoto”

Pues “fuchicando” entre menús encontrarás como desconectar el ABS en la rueda trasera.

Con lo que costaba poner un botoncito…

Control Anti Wheelie integrado:

La Trasnsalp 750 trae de serie el Control Anti Wheelie integrado en el HSTC (control de par). Poca broma para una supuesta trail media de todo uso.

Cuando me lo contaban en el concesionario al recepcionar la moto, estaba flipando.

¿¿Pero será tanto??

Pantalla TFT de 5”:

A color y conectividad para smartphones con sistema de control de voz.

Se ve muy bien en cualquier tipo de condiciones que, durante la prueba, variaron bastante: Hubo lluvia, niebla, conducción nocturna… hasta sol y carretera seca.

¡¡ Esto es Galicia!! Jeje

Pero sí. Se ve bastante guay y las grafías me parecieron bonitas.

Incluso el tamaño sería suficiente de no ser por la cantidad ingente de información que puede llegar a albergar si te pones a configurar cosas. Eso hace que detalles tan a tener en cuenta como el indicador de nivel de combustible que Sí trae (al que no le vendría mal una lucecita para avisar de cuando salta la reserva) se vean especialmente pequeños.

A parte de esto, viene con Iluminación full led y un puñado de historias más.

Sensaciones:

Después de que hayas hecho scroll y pasado de la mitad de lo anterior, que os conozco, vamos con el “taco gordo”, con lo guapo. Lo que te cuentan en muy pocos sitios… las sensaciones de andar por casa de un usuario de moto trail habitual que, si bien hace muchas carreteras malas, se mete poquito en lo marrón.

Motor: Es un “veneno” pero con matices.

Es el de la última “Hornet” bicilíndrica, y cuyas relaciones han suavizado para que sea menos puntiagudo.

No soy de fiarme demasiado de las cifras hasta que pruebo un vehículo, porque en ellas  intervienen muchas variables pero, aunque me lo podía esperar, en parte me jodió ver cómo los 91,8CV a 9.500rpm y 75Nm a 7.250rpm eran ciertos.

A 4-5000 rpm el motor va perfecto y consume poco, a 6000 comienza la fiesta. De ahí para arriba es un veneno y la estirada final, ni te cuento. En sexta ni lo probé tanto porque ya me parecía un exceso. Peeeeeeero a 3000rpm comienza a renquear para en 2000 estar totalmente muerto. Salvo en el modo Sport y quizás el gravel (gravilla No Offroad) que tiene un poquito más de punch a bajas vueltas, haciendo que salga mejor y que retenga más.

Esto se traduce en un motor elástico, divertido de llevar en carreteras de curvas y con nervio (más del que esperaba)

Peeeero si te gusta un bi más “tradicional” con bajos y medios, tendrás que olvidar los primeros porque hay pocos, e ir directamente a los segundos.

La secuenciación del cambio larga influye bastante, pero parece que acortándola se corre el riesgo de volverla más nerviosa desde abajo.

Yo no sé cuál es la solución, pero a mí la respuesta de la moto entre 2000 y 3000 rpm es lo que menos me gusta de la moto con diferencia. Del resto, pocas quejas.

Suspensiones:

Horquilla invertida Showa no regulable y amortiguador también Showa regulable Con Herramientas.

Mmmm…

¡¡Venga va!! Te cuento otro chiste…:

Uno que llama al mecánico y le dice:

“Te llamo por el tubo de escape”

Y le dice el mecánico:

“¡Anda!, ¡pues qué bien que se escucha!”

Pomos e historias de esas aparte, las suspensiones funcionan bastante bien, sujetan la moto al suelo, pero se notan blandas desde el primer momento.

En algunas zonas bastante bacheadas, sí he notado un comportamiento pelín seco en ciertos momentos. No sé. No están blandas del todo, pero tampoco en un punto de dureza que te aporte toda la firmeza que podrías esperar.

Iluminación:

Durante la prueba me metí un poco en tarde para terminar yendo de noche por zonas oscuras y con asfalto mojado que siempre come más luz.

En estas condiciones, si bien, la luz corta creo que es suficiente, de la larga aun siendo correcta, me esperaba un poco más por ser led.

Frenos a altura:

Pues bastante bien, la verdad. Hay que apretar de inicio, pero tienen buen tacto ambos, progresivo y con mordiente suficiente. Me han gustado

Otros detalles:

Las piñas son las habituales que monta últimamente la marca. En estas, la izquierda está súper “petada” de conmutadores mientras que la derecha prácticamente vacía.

Como resulta difícil ubicar tanto botón, a los señores de Honda se les ha ocurrido colocar la bocina donde suelen estar los intermitentes, situando estos un poco más abajo. Justo al lado del warning.

Motivo por el cual, mientras no te acostumbres, acabarás tocando el pito bastante a menudo mientras piensas… “¡¡Joder!! ¿¿dónde están los intermitentes??”

Toma USB tipo C bajo el asiento:

¿¿Te cuento otro chiste?? Jajaja

A ver: siendo conformistas, mejor esto que nada. Pero lo suyo sería tener una toma de corriente en su lugar natural. Justo donde trae un hueco para colocarlo. Sin embargo, este es un extra.

Llantas 21” y 18” con cámara:

Estoy a…. Esto, de contarte otro chiste:

Siendo una trail más de carretera que de campo, vería con más sentido que llevase unas 19” 17”: Ganaría en dinamismo y en pisada del neumático delantero, se llegaría mejor al suelo, etc.

Va mal lo que trae, No. Es diferente y, según me han dicho, esta moto la han hecho para que funcione bien así.

Parece que la llanta 18” se ha puesto de moda.

Por otra parte, las llantas con cámara, lo veo algo pelín desfasado para una moto de estas. Y no solo lo digo solo por Honda. Las mete Yamaha en las T7 y es una de las trail más vendidas del momento. Lo entiendo para una moto como por ejemplo la Crf 300 o similar por su valor, pero para estas…. pues no. Creo que deberíamos ser más exigentes en este aspecto.

Me gusta:

Su estética: Es posiblemente lo que más me animó a probarla junto con…

su ergonomía que desde el principio me llamó la atención. Es una moto cómoda tanto sentado como de pie.

La calidad Honda en los acabados.

La frenada: bastante buena y dosificable

El sonido del motor: Aunque la forma del escape sigue sin convencerme, el sonido sí me gusta. Te invita a ser malote y a… “darte una vuelta”

El funcionamiento general de la moto: el embrague antirebote asistido, aun siendo por cable, es pura mantequilla y va muy bien. El acelerador electrónico, el cambio, la electrónica está, pero no me ha parecido intrusiva. Todo funciona de manera impecable.

Su dinamismo y facilidad de uso:  Va fina en curvas, se cambia de lado a lado súper fácil y resulta divertida de llevar. El peso de 208kg es fundamental en esto como en su manejo en parado. Aunque no llegues perfecto al suelo, te apañas con ella con un poco de habilidad.

No me gusta:

Las suspensiones: No van mal, pero echo de menos más firmeza en algunos momentos. O por lo menos la posibilidad de regularlas.

Faltan detalles que me parecen indispensables hoy en día. Algunos son un extra y otros ni eso: un pomo de regulación para el amortiguador, una toma de corriente en el frontal, el caballete central, una barra para sujetar el GPS, las dichosas llantas para neumáticos tubeless, etc.

Con el motor tengo una relación de amor odio: de 4000 rpm en adelante me parece lleno, vivo y hasta excitante. Me pone.

Pero por debajo de 3000 me da la sensación de que, aun teniendo un tacto de la leche que yo no tengo porque soy muy zurdo de dios, es complicado de llevar.

Yo sacrificaría 10cv arriba donde es más difícil llegar a usarlos, por un poco más de par a bajas vueltas donde realmente trabaja más un motor de estos.

La relación de cambio: muy larga para mi gusto.

Conclusiones:

Si esperabas una trail sosa, utilitaria y polivalente como (dicen) fueron las anteriores, vas de canto, Frank.

Según parece, esta Transalp 750 mantiene en parte ese concepto, pero le ha querido sumar un punto ultra deportivo que algunos agradecen, pero con el que otros nos cuesta más conectar.

Está claro que hay cosas que no se pueden mejorar mucho, ya que subirían el precio y la moto entraría a jugar en otra liga que, creo sobre todo por cilindrada, no es la suya. Además, se acercaría peligrosamente a la África Twin 1100 básica, con la que tiene poco que hacer en cuanto a motor.

Siendo totalmente sincero: a mí personalmente y seguro que a más gente, de poco me sirven los 92cv anunciados, mil detalles electrónicos en la pantalla, conectividad y tal; si luego tengo que sacar una herramienta para cambiar un par de clicks al amortiguador. O bajar todos los santos si pincho en un lugar apartado, quedándome tirado porque no llevo parches o una cámara de recambio, las herramientas necesarias… y saber.

Insisto: Esto no va solo por Honda. Va por todas las marcas en general en la era de los “Packs”.

Y hasta aquí mi Opinión Personal sobre una moto que me ha gustado en líneas generales y a la que le veo muchas posibilidades de mejora.

No sé si se me olvida algo. Si te das cuenta, déjamelo en comentarios al igual que tus impresiones sobre el post.

Una vez más: Gracias por leerme.

Lo Imposible Tarda Solo un Poco más.

Suscríbete al Blog:

Que sepas que no pienso cobrarte  nada si lo haces, serás el primero en recibir mis post y además participarás en sorteos.

 

 

Loading

4 comentarios en “Nueva Honda Transalp 750: Impresiones y Opinión Personal”

  1. Me gusta la cronica y estoy contigo en practicamente todo(los chites a mejorar) para mi es una trail ligera que parece que se pone de moda para jugar por caminos y hacer viajes aventura mezclando On y Off con precios asequibles y con buena calidad,Un fuerte abrazo Vsssss

    1. Que no te gustan ms chistes?? Ya te vale… jajaja. Yo para of tal como está la veo un tanto justa por las suspensones y la falta de bajos del motor. Pero habrá gente que le guste. Un abrazo!!!

  2. Ramón Parreño Moreno

    Gracias por mostrarnos tú prueba a esta moto, sí que me llamó la atención cuando la sacaron a la venta como posible revulsivo ya que no me ganó el corazón la prueba de la Africa Twin 1100 y siendo una posible sustituta de mi vieja Vstrom DL 650, pero al final ni lo uno ni lo otro, estoy en crisis motorística con lo cuál no creo que termine comprando ninguna, no me atraen como antes y me dan igual los datos, los pros y los contras, pero continúa con la misma pasión… Continuaré leyéndote igualmente. Jejeje
    Cómo proposición: podías hacer alguna prueba de moto de otros tipos, aunque no sean muy usuales, ya sabes (eso de buscarle los tres pies al gato) de segunda mano o alguna clásica, cuenta sensaciones, y sí hay alguna historia de la moto en particular o en general (esas cosas que son de conocimiento público) e incluso sí hay algunos trucos o la opinión de algún/a usuarios/as, etc.
    Saludos desde la costa este.

    1. Muchas Gracias Ramonxtu!!! Tranqui hombre, vendrán tiempos mejores… Sí, lo que propones son ideas fantásticas. El tema es encontrar quien me deje esas motos sin compromiso jeje. Hay alguna idea de post sobre motos más clásicas que me molan y que tengo en la recámara para cuando tenga uno de esos pequeños baches de contenido. La semana que viene toca una curiosa entrevista que seguro te va a gustar. Ánimo, saca la moto y ventilate!!! Un Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *